viernes, 4 de septiembre de 2015

Pastel Crudivegano de Chocolate y Coco

¡Ay! Cuánto hecho de menos esa ropa que él deja por cada rincón de casa, esos platos sucios que promete fregar inmediatamente pero no se limpian hasta bien entrada la noche, esos pelos revoltosos que siempre intento peinar, esos libros de Foucalt, Deluze o Platón por encima de la cama o esos bailes ridículos en el salón. Compartir es un regalo, el más grande de la experiencia humana. Es sentirse parte de algo mayor que uno mismo. Es contemplar la existencia de un modo diferente. No, la vida no sabría igual sin él, sin ser cómplice de sus locuras. Tampoco sería igual sin una familia, sin una comunidad, sin el encanto de los animales o sin la elegancia de una flor ¡Compartir es  siempre bello y compartir algo con vosotros de chocolate es igual de maravilloso! ¡Todos en modo ON, porque aquí viene la receta!

Base:
3/4 taza de almendras
1 taza de coco rallado
1/2  taza de dátiles
1 pizca de sal
vainilla
2 cucharadas de cacao en polvo
2 o 3 cucharadas de agua (en la medida que sea necesario)

*En un robot de cocina añade todo los ingredientes y tritúralos hasta que tengan una consistencia arenosa. Toca la mezcla con tus manos, si se une no añadas agua, en caso contrario, añade una cucharada y vuelve a comprobar su textura, pon una y otra cucharada en caso de que sea necesario. Esto dependerá de la humedad de tus dátiles, algunos son más jugosos mientras que otros no. Por último, vierte la mezcla sobre un molde de  tarta y crea la base para tu pastel. Cuando acabes déjalo reposar en la nevera y mientras tanto haz el relleno.

Relleno:
1 1/2 taza de nata de coco preferiblemente cruda
1/2 taza de aceite de coco
1/2 taza de sirope de ágave (puedes agregar menos cantidad)
4  cucharadas de cacao en polvo puro
una pizca de sal

*Combina todos los ingredientes en un robot de cocina por al menos un minuto y vierte la mezcla sobre la base que habías llevado a la nevera. Pon el pastel en el congelador y déjalo reposar por 2 a 3 horas para que se afirme.

Cobertura de chocolate:
1/4 taza de aceite de coco
1 cucharada colmada de cacao en polvo
3 o 4 cucharadas de sirope ágave
una pizca de sal

*Esta cobertura es opcional, puedes añadirla por toda la superficie. A mi me gusta que sea intensa que se sienta el sabor del cacao, pero tu puedes agregar mas ágave si no te resulta lo suficientemente dulce. 
Para hacerla combina todos los ingredientes. Una vez asentado el pastel derrama toda la mixtura encima y vuelve a llevar tu pastel al congelador por 1 hora más.

Topping:
1 cucharada de almendras picadas
1 cucharada de pistachos picados
Frambuesas

*Como paso final, añade todo estos ingredientes a tu gusto. Puedes incluir fresas o moras en vez de frambuesas y... ¡Listo, ya puedes hincar el diente y lucirte si tienes invitados!




5 comentarios:

  1. UMMM, qué buena pinta, hoy lo probaré!!

    ResponderEliminar
  2. UMMM, qué buena pinta, hoy lo probaré!!

    ResponderEliminar
  3. Que bonito Maira!!!
    Que bellas palabras.
    Se nota que eres filosofa.
    Haré esa tarta, seguro.
    Muchas gracias por compartir las recetas.

    ResponderEliminar